El Blog

hit counter

Calendario

<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   
   

Sindicación

Páginas interesantes

Alojado en
ZoomBlog

Relación entre el descenso de los casos de autismo y la eliminación del mercurio de las vacunas

Por doctor Mark Geier y David Geier - 28 de Febrero, 2008, 18:22, Categoría: Autismo

Dos bases de datos gubernamentales no relacionadas muestran la misma tendencia decreciente de casos de autismo.

Un nuevo estudio publicado  el 1  de marzo de 2006 muestra que el índice de trastornos del neurodesarrollo (TN) en niños ha decrecido tras la eliminación del thimerosal, preservativo que contiene la neurotoxina del mercurio, de las vacunas administradas a los niños estadounidenses. El estudio, publicado por el doctor Mark Geier y David Geier en el Journal of American Physicians and Surgeons (revista cuyos artículos son validados por un comité de expertos), examinaba dos bases de datos independientes mantenidas por el gobierno: una nacional y otra estatal.

            Tanto la base de datos VAERS (Sistema de Información de Eventos Adversos de Vacunas) mantenida por los Centros de Control de Enfermedades y como la del Departamento Californiano de Servicios de Desarrollo (CDDS por sus siglas en inglés) mostraron la misma tendencia decreciente durante el periodo 2002-2005. Según el estudio, "los resultados indican que las tendencias en los TN recién diagnosticados tienen una relación directa con la expansión y la posterior contracción de la dosis de mercurio acumulado a la que los niños estaban expuestos debido a las vacunas con thimerosal del programa de inmunización de Estados Unidos".

El estudio comparaba la tendencia de los casos de autismo durante el periodo 1994-2002 con la del periodo 2002-junio 2005.

            Las tendencias crecientes y decrecientes de los casos de autismo halladas en las base de datos nacional VAERS concordaban con las halladas en la base de datos CDDC de California. Es muy significativo que, en cada base de datos, las tendencias crecientes se correspondieran con la época en que se aumentó la exposición al thimerosal a través del programa de inmunización, mientras que las decrecientes se produjeron tras la eliminación de las vacunas con mercurio. "La concordancia de los efectos observados en el espectro de TN, incluidos el autismo y los trastornos del habla, y la coincidencia entre las observaciones de dos bases de datos separadas, respaldan la conclusión de que el efecto es real y no una observación casual". El estudio halló que la magnitud del cambio en la tendencia decreciente de los casos era significativa tras la eliminación del mercurio de las vacunas. Los datos de una tercera base de datos, la del Departamento de Educación de Estados Unidos, muestran una disminución reciente de los diagnósticos de autismo, lo que concuerda con los hallazgos de las otras dos bases de datos.

            Los autores muestran que la plausibilidad biológica de sus conclusiones estadísticas está respaldada por recientes estudios toxicológicos y moleculares que revelan el mecanismo mediante el cual el mercurio de las vacunas puede causar daños en los cerebros de los niños. Un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad de Washington ha demostrado que el etilmercurio del thimerosal de las vacunas puede ir a través del flujo sanguíneo al cerebro en cantidades tóxicas que pueden permanecer en el tejido cerebral durante muchos años. Este hallazgo contradice la opinión no probada sobre la toxicidad del etilmercurio de las vacunas que ha prevalecido en la salud pública durante 75 años. Otros investigadores han demostrado que concentraciones mínimas de mercurio, mucho menores que las creídas anteriormente y que las de otras toxinas como el plomo, pueden destruir neuronas y dañar el ADN en un plazo de pocas horas.

            Estos niveles bajos de mercurio, que probablemente se alcanzan en los cerebros de los niños a través de la exposición al thimerosal de las vacunas, pueden trastornar la señalización celular y los senderos metabólicos necesarios para el normal desarrollo del cerebro. Estudios realizados en ratones, conejos, monos, ratas y otros animales respaldan estas conclusiones. Otros estudios realizados en niños han encontrado pruebas de la toxicidad del mercurio, el trastorno metabólico y el estrés oxidativo que concuerdan con la conclusión estadística de los autores de que el thimerosal de las vacunas causa autismo y trastornos del desarrollo.

            Los autores señalan que la estrecha relación entre las vacunas con thimerosal y los trastornos del desarrollo hallada en las bases de datos VAERS y CDDS contradice completamente las conclusiones de un informe publicado en 2004 por el Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias, basado en datos controlados exclusivamente por el Programa Nacional de Inmunización del Centro de Control de Enfermedades y que no estaba a disposición de investigadores externos. Al argumentar que las conclusiones de su estudio justifican investigaciones adicionales, los autores señalan que el tratamiento de los datos sobre la seguridad de las vacunas por parte de los Centros de Control de Enfermedades se ha puesto seriamente en duda en un informe publicado por el Instituto de Medicina en 2005.

            Puede verse y descargar un archivo pdf con el nuevo estudio, "Early Downward Trends in Neurodevelopmental Disorders Following Removal of Thimerosal-Containing Vaccines"

Descargar PDF

Publicado en el Volumen 11, Número 1, Primavera 2006 de la revista Journal of American Physicians and Surgeons.

Permalink :: 49 Comentarios :: Comentar | Referencias (1)