El Blog

hit counter

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   
   

Sindicación

Páginas interesantes

Alojado en
ZoomBlog

$ida: ¿Mito o Timo?

Por Recopilación - 23 de Noviembre, 2007, 20:22, Categoría: Enfermedades etiquetadas de incurables

                         Los científicos no persiguen la verdad

                          es ésta quien los persigue a ellos. 

                           Karl Schlechta

  Los síntomas que presenta el $ida son debidos a una inmunodeficiencia, pero no a la adquirida por contagio, sino a la que se consigue a base de estar muchos años haciendo una vida totalmente antinatural, expuesto a radiaciones ionizantes, con una alimentación sin frutas y verduras crudas de calidad, repleta de productos artificiales, con abundancia de química y tóxicos, poco contacto con la naturaleza (sol, aire, etc.), abundancia de tabaco, alcohol y, en la gran mayoría de los casos otras drogas más duras, todo esto aderezado con situaciones permanentes de estrés, medicamentos auto-recetados y consumo de antibióticos como deporte.

  Me he permitido agrupar algunas opiniones de eminentes científicos que han estudiado el tema de una forma imparcial y honesta. Se incluyen las direcciones de Internet para poder leer íntegramente los documentos a los que se hace referencia, pero, para los que no dispongan de medios para leerlos, reproduzco unos extractos con las ideas más importantes de cada tema. He agrupado las opiniones en las secciones siguientes:

-        Descubrimiento del virus VIH.

-        Posibles causas de la enfermedad diferentes a la infección por transmisión.

-        Análisis de los diferentes tests para diagnosticar el $ida.

-        La teórica epidemia de $ida en Africa

-        Una carta del presidente de Sudáfrica dirigida a otros mandatarios.

-        El tratamiento con AZT y sus efectos secundarios.

-        Una recompensa de 100.000 dólares ofrecida a quien demuestre la existencia del VIH.

 

DESCUBRIMIENTO DEL VIRUS VIH

  Reproduzco a continuación unos párrafos de la entrevista hecha por el español Lluis Botinas al Doctor Stefan Lanka:

¿Qué cualificación tiene Ud. como para poder decir algo que choca con lo que se da por evidente: que el VIH existe y que es la causa del SIDA?

Soy licenciado en Biología desde 1989, y ya en mis prácticas como estudiante empecé a estudiar e investigar los virus. Junto con varios colaboradores logré aislar un nuevo virus el año 1988, cosa que pocos virólogos (de los aproximadamente 2000 que debe haber hoy en el mundo) han logrado. Además, fue el primer virus aislado en un alga marina eucariota. Resultó enormemente complejo, y tuve que aprender todas las técnicas relacionadas con el aislamiento de un virus. ‘Mi’ virus es el Ectocarpus Siliculosus (EsV), que tiene 16 proteínas en su envoltura y más de 320.000 letras genéticas en su ácido nucleico, que es de ADN. Fijar el número exacto de letras genéticas, cosa que puede hacerse con todo virus realmente existente, hubiese exigido el equivalente a unos cincuenta millones más de pesetas, cantidad de la que no dispuse. El aislamiento del EsV abrió unos campos de investigación y de inversión, inéditos e importantes, y fue la base de mi tesis doctoral, que defendí en 1994. Resumiendo, soy Doctor en Ciencias de la Naturaleza, biólogo, biólogo molecular y, lo que es decisivo para este tema, virólogo.

¿Cuáles son los requisitos exigidos para poder afirmar que un nuevo virus ha sido aislado?

Son cuatro. Ante todo, presentar cuatro fotografías. La primera, del virus dentro de célula, lo que se llama del virus infectando células. La segunda, de uno o varios ejemplares del virus pero sin absolutamente nada más en la fotografía; esto es fácil de hacer ya que por centrifugación se separan y quedan agrupados los ejemplares del virus que se ha descubierto, y con la punta de una aguja se colocan unos cuantos directamente al microscopio electrónico que, como se sabe, trabaja al vacío; pero como que un virus tiene la enorme estabilidad que antes he mencionado, puede ser fotografiado directamente al microscopio electrónico. La tercera fotografía, de las diferentes proteínas que forman la envoltura del virus separadas según su tamaño por medio de una técnica que se llama electroforesis en gel; en el caso de ‘mi’ EsV se ven 16 líneas horizontales paralelas, quedando las proteínas más largas arriba y las más cortas abajo. La cuarta, del ácido nucleico del virus; se obtiene con la misma técnica, y en este caso en la foto se ve una única línea horizontal, tanto más arriba cuanto más largo sea; esto me causó unos ciertos problemas técnicos con el EsV, ya que su genoma es muy largo y en aquellos momentos no era posible separar según tamaño una molécula tan larga conservándola intacta.

¿El segundo requisito?

Hay que caracterizar exactamente cada proteína, es decir, fijar qué aminoácidos la componen y en que orden están colocados. Y lo mismo con el ácido nucleico, secuenciando sus letras genéticas. Ello es exigido por el hecho de que una misma longitud de ambos tipos de moléculas puede corresponder a componentes y órdenes distintos, con lo que se trataría de proteínas o de genomas distintos.

¿El tercer requisito?

Efectuar los experimentos de control. Supongamos que de unas células infectadas hemos conseguido las cuatro fotografías mencionadas. Pues bien, hay que trabajar en paralelo con el mismo tipo de células pero no infectadas. Es decir, hay que hacer exactamente las mismas operaciones con los mimos productos a las mismas concentraciones durante el mismo tiempo y a la misma temperatura, y al efectuar dichas cuatro fotos no debe aparecer nada que coincida con lo contenido en las fotos del virus. Hay que repetir cuidadosamente varias veces estos controles, a fin de evitar que haya habido lo que se llama contaminación, y poder finalmente afirmar con toda seguridad que las proteínas y el genoma hallados son realmente del nuevo virus.

¿Y el cuarto requisito?

A medida que se va avanzando en el aislamiento y caracterización del nuevo virus, hay que ir publicando en revistas científicas adecuadas artículos que expliquen los resultados que se van obteniendo, así como las condiciones exactas en que se está trabajando. Así otros investigadores pueden reproducir los experimentos y comprobar que se llega a los mismos resultados. Por ejemplo, a medida que fuimos aislando ‘mi’ EsV, publicamos cuatro artículos sucesivos en la revista Virology.

¿Y que ha ocurrido con el VIH?

Pues que no se ha cumplido con absolutamente ninguna de estas cuatro exigencias.

Entonces la fama de los Drs. Gallo y Montagnier...

Es simplemente una estafa científica y social. Pero quisiera hacer una diferencia entre ambos. El Dr. Montagnier es un mediocre que nunca dijo que su ‘retrovirus’ fuese la causa del SIDA. Precisamente por ello ya en 1990 planteó su hipótesis de los cofactores: puesto que el VIH es incapaz por sí sólo de matar célula alguna, es necesario que haya otro factor (¿un micoplasma?; en su último libro dice que es el micoplasma el que produce transcripción inversa...) que actúe al mismo tiempo sobre la misma célula. En el reportaje ‘SIDA: la duda’, dirigido en 1996 por el parisino Djamel Tahi, declara que la transmisión heterosexual no se ha confirmado en Occidente. Y posteriormente reconoció ante dicho director Tahi que no habían purificado el ‘VIH’. Resumiendo: el Dr. Montagnier, aunque afirmó haber aislado en 1983 un nuevo ‘retrovirus’ y sigue beneficiándose de ello, quita importancia al papel del supuesto VIH en tanto que supuesta explicación del ‘SIDA’ e incluso reconoce parcialmente que no hizo lo que se le atribuye... 

 En cambio, el Dr. Gallo intentó primero colar como ‘virus del SIDA’ (el cual mataría células) el mismo ‘retrovirus’ VLTH-1 que había presentado en vano como causante de leucemia (el cual multiplicaría células). Más tarde, el Dr. Gallo robó el ‘virus’ del Dr. Montagnier y tomó la iniciativa de presentarlo como la causa del ‘SIDA’ en una multitudinaria conferencia internacional de prensa el 23 de abril de 1984, sin que previamente hubiese aparecido ni un sólo artículo científico suyo que pudiese ser analizado por otros investigadores; es más, ni siquiera hubo una reunión entre científicos de distintos centros que avalase la ‘sensacional noticia’. Y el Dr. Gallo actuó así porque el New York Times del día anterior sacó un artículo en primera página en el que el director de los CDC (Centers for Disease Control, que fueron quienes dirigieron el invento del ‘SIDA’) daba a conocer que los CDC apoyaban al ‘virus francés’ mientras que los NIH (National Institutes of Health, para los que trabajaba el Dr. Gallo) respaldaban al ‘virus americano’. Convocar una rueda de prensa y convertir en verdad social que el ‘virus del Dr. Gallo era la causa del SIDA’ fue una maniobra para zanjar el enfrentamiento entre las dos principales instituciones sanitarias de los USA. Y que esa maniobra fue al máximo nivel lo ratifica que el mismo día los NIH registrasen la patente de un test del Dr. Gallo aún por confeccionar, con lo que se aseguraban millones de dólares en royalties... El Dr. Gallo es un gángster científico que ha sido condenado por mala conducta profesional por una comisión del Senado de los EE.UU., por lo que tuvo que dejar de trabajar en una institución pública como son los NIH y ahora ‘investiga’ en un centro privado que le han construido directamente algunas industrias farmacéuticas...

 

Pero algo tuvieron que detectar en sus laboratorios...

Del estudio atento de todas las condiciones descritas en los artículos que publicaron en las revistas científicas, se deduce claramente que sólo aislaron proteínas celulares, la mayoría citoesqueletales, obtenidas en unos cultivos de células humanas anormales sometidas a unas condiciones también anormales. En cuanto a la afirmada detección en sus experimentos de transcripción inversa, que se utilizó y se sigue utilizando como prueba de la presencia del ‘VIH’, en realidad no es otra cosa que la detección de actividades enzimáticas propias de los especiales cultivos celulares usados. En efecto, el Dr. Montagnier empleó células embrionarias mientras que el Dr. Gallo usó células cancerosas, y se sabe que estos dos tipos de células tienen, de manera totalmente normal en ellas, gran cantidad de actividad de retrotrascripción. 

http://www.plural-21.org/sida/entrevistadrlanka.html

                    --------------------------------

  Para centrar el problema de una manera científica, es conveniente leerse íntegramente la entrevista hecha por Christine Jonson, periodista independiente y coordinadora de información científica, a la Doctora Eleni Papadopulos, biofísica del Royal Perth Hospital, Universidad de Australia. En esta entrevista se describe con todo detalle la manipulación del descubrimiento del VIH. Veamos unos fragmentos:

CJ: ¿Es el VIH la causa del SIDA?

EPE: No existe prueba alguna de que el VIH cause el SIDA.

CJ: ¿Por qué no?

EPE: Por muchas razones, pero la más importante es porque no existe prueba alguna de que el VIH exista.

CJ: Es realmente una afirmación increíble.

EPE: Parece increíble. No obstante, a esto conduce nuestra investigación.

CJ: ¿No aislaron Montagnier y Gallo el VIH a principios de los años ochenta?

EPE: No. En los artículos publicados en la revista Science por estos dos grupos de investigación, no hay pruebas del aislamiento de un retrovirus en pacientes con SIDA.

CJ: Ellos aseguran que lo aislaron.

EPE: Nuestra interpretación de los datos difiere

 

OTRO FRAGMENTO DE LA ENTREVISTA:.........

CJ: ¿Estás sugiriendo que los anticuerpos son muy imprecisos?

EPE: No sólo imprecisos. Adicionar anticuerpos y observar qué aparece no es la forma correcta. De esa manera no es posible saber cuáles proteínas y cuáles anticuerpos reaccionaron. Esas reacciones pueden tener múltiples explicaciones.

CJ: ¿Como cuáles?

EPE: El gran problema es que los anticuerpos también reaccionan con otras cosas. Los inmunólogos las llaman reacciones cruzadas. Es un hecho de la Naturaleza y causa un gran problema porque el anticuerpo que reacciona en el cultivo celular puede ser un anticuerpo producido contra alguna otra proteína, que nada tiene que ver con un retrovirus. Mi colega Val Turner utiliza el término “promiscuo” para describir este comportamiento. ¿Cómo se resuelve este problema? Poniendo a reaccionar estos anticuerpos con el VIH. Si son específicos con el VIH, entonces ellos sólo deben aparecer cuando el VIH esté presente.

CJ: ¿Y no cuando esté ausente?

EPE: Si son 100% específicos, no deben aparecer cuando el virus no esté. Como hemos visto con mis colegas, usar anticuerpos para probar la existencia de un virus es el corazón del problema. Es una parte muy importante de nuestros argumentos, así que espero poder explicarlo claramente.

CJ: Soy toda oídos.

EPE: Pensemos en lo que ha pasado hasta el momento. El método seguro y lógico para aislar retrovirus se abandonó en la era del SIDA sin ninguna explicación. Sólo se necesita una breve mirada a los artículos de Gallo para percatarse. En su lugar, se presenta una disparatada colección de datos incluyendo partículas no fotografiadas en las bandas de densidad y alguna evidencia de transcripción inversa. Esto no es suficiente. Sólo una imitación superficial del método estándar. 

CJ: Voy entendiendo. Adelante.

EPE: Entonces después viene la idea con los anticuerpos. Si hay un virus, éste induce anticuerpos en las personas que infecta. Quizás estos anticuerpos reaccionen con las proteínas del nuevo virus y con nada más. Puede ser. Pero es poco probable.

CJ: ¿Sí?

EPE: Permíteme decir que lo que es cierto para los anticuerpos del VIH, es cierto para todos los anticuerpos. Supongamos que cada anticuerpo reaccione con el antígeno que indujo su producción: los anticuerpos inducidos por el germen de la tuberculosis, sólo reaccionan con ese germen. Los anticuerpos contra el virus de la hepatitis, sólo reaccionan contra ese virus, etc. Supongamos eso. Ahora, veamos la situación: Tenemos un paciente con SIDA, quien por varios años ha consumido sustancias tóxicas. Le extraemos una muestra de sangre, y estimulamos esas células con potentes sustancias químicas. Se sabe que tales sustancias provocan un ‘shock’ a la célula, y ésta responde produciendo ARN, proteínas, fragmentos de célula, partículas, etc. También sabemos que, a pesar de ser inmunodeficientes, los pacientes con SIDA tienen infinidad de anticuerpos a toda clase de cosas. Entonces, si pones a reaccionar los anticuerpos de los pacientes con SIDA con esos cultivos celulares, ¿no esperarías ver muchas reacciones diferentes contra muchas cosas diferentes? ¿Cómo se puede distinguir qué está reaccionando con qué?

CJ: Ya veo. No es posible.

EPE: Incluso pensando que cada anticuerpo es dirigido contra un agente y sólo reacciona con ese agente. ¿Qué tal si tenemos en cuenta que, en la vida real, los anticuerpos presentan reacciones cruzadas?

CJ: Claro. Sería un problema mayor. ¡Es imposible distinguir de dónde proviene cada proteína y cada anticuerpo!

EPE: Eso es absolutamente correcto. Con seguridad, no se puede probar el origen de una proteína por la reacción con un anticuerpo. Tampoco puede probar identidad. Esto es porque los anticuerpos no funcionan en sentido contrario. 

CJ: ¿Existen microbios en los pacientes con SIDA que puedan generar una reacción que se confunda con el VIH?

EPE: Así es. Un buen ejemplo es el Virus de la Hepatitis B. Muchos pacientes con SIDA, y en el caso de los hemofílicos virtualmente todos los pacientes, están infectados con el Virus de la Hepatitis B. Este virus no sólo infecta las células del hígado. También infecta linfocitos T. Y por extraño que parezca, este virus tiene transcriptasa inversa. Y las personas infectadas producen anticuerpos contra este virus...

CJ: ¡Me parece muy interesante!

EPE: Hay más. El suero que Gallo utilizó en su experimento viene de un paciente con las iniciales “ET”. Pero ET realmente no tenía SIDA. Tenía pre-SIDA, y no todos se convierten en SIDA. El pre-SIDA puede ser producido por muchos agentes infecciosos que están presentes en homosexuales, drogadictos intravenosos y hemofílicos, incluso cuando el VIH no está presente.

CJ: Es decir, que ET pudo no tener anticuerpos contra el VIH.

EPE: Gallo afirma que él tenía un suero que contenía anticuerpos específicos contra el VIH. Sólo imagina por un momento la escena en el laboratorio. Han cultivado linfocitos de algunos pacientes con SIDA con las células H9, y para identificar las proteínas de ese cultivo, de pronto alcanzan del estante una botella rotulada ‘anticuerpos específicos contra el VIH’. ¿Cómo lo lograron? Ese fue el primer artículo que escribieron. No habían descubierto el VIH pero ya tenían una botella de anticuerpos contra el VIH. Y usaron esos anticuerpos para aislar el virus.

CJ: Está bien.  Entiendo.  Tu argumento es que, antes de tener el virus, no había forma de tener anticuerpos del virus que pudieran reconocer sus proteínas específicas.

EPE: Sí. Así es como mi grupo siempre lo ha visto. Es más. Antes de hablar de anticuerpos específicos, se debe identificar proteínas específicas. Pero para hablar de proteínas específicas debe primero haberse probado que son parte de una partícula viral que puede multiplicarse. Y la única manera de hacer esto es aislando la partícula y realizando los demás pasos que hemos descrito. Se necesita el virus ANTES de hablar de proteínas y anticuerpos.

http://www.plural-21.org/sida/entrevistadrapapadopulos.html

                                 ----------------------------------------------------

  El inventor de la técnica PCR, el doctor Kary Mullis, premio Nobel de química en 1993 ha escrito el prefacio del libro titulado: “Inventing the AIDS virus”, obra del  Dr. Peter H. Duesberg. Este documento se puede leer en la dirección situada al final de este párrafo. Me permito copiar un fragmento:

  No hemos podido encontrar ninguna buena razón por la cual la mayoría de la gente sobre la tierra cree que el SIDA es una enfermedad causada por un virus llamado VIH. Simplemente no hay evidencia científica alguna que demuestre que eso es cierto. Tampoco hemos sido capaces de descubrir por qué los médicos recetan una droga tóxica llamada AZT (Zidovudina-Retrovir) a personas que no tienen otro mal que la presencia de anticuerpos al VIH en su cuerpo. De hecho, no podemos entender por qué ningún ser humano debería tomar esa droga cualquiera que fuese la razón que se adujese. Ni Duesberg ni yo podemos entender cómo ha surgido esta locura, y habiendo vivido ambos en Berkeley hemos visto algunas cosas muy extrañas. Sabemos que errar es humano, pero la hipótesis VIH/SIDA es un error diabólico. Digo esto bastante alto como advertencia. Duesberg lo ha estado diciendo durante mucho tiempo.

http://free-news.org/mullis01.htm

 

POSIBLES CAUSAS DE LA ENFERMEDAD DIFERENTES A LA INFECCIÓN POR TRANSMISIÓN.

En la dirección siguiente el propio Dr. Peter H. Duesberg concede una extensa entrevista donde señala a algunas drogas como la causa más probable del sida. Reproduzco unos fragmentos:

http://www.ecoaldea.com/articulos/sida_controversia.htm

En esta otra dirección están recopilados los estudios, méritos y premios que acreditan la talla científica del Dr. Duesberg que en 1985 fue candidato al Premio Nobel.

http://free-news.org/duesbe00.htm

¿Qué está debilitando el sistema inmunológico de la gente con SIDA?

Bien, claramente no puede ser el VIH. Va a ser algo distinto. Hay demasiado poco VIH, incluso en personas muriendo de SIDA, para explicar la pérdida de todas esas células. La verdad es que el stablishment del SIDA me da crédito en esta cuestión. Sin embargo, siempre está el "resolverlo ahora". Y para 4 billones de dólares (el presupuesto anual del SIDA), están solucionando el problema lentamente. Aún no la han resuelto. Por tanto, debe ser algo más.

Tengo una hipótesis alternativa: en todos los americanos y europeos con SIDA que no tienen problemas clínicos congénitos, como los hemofílicos, o problemas clínicos adquiridos, como la gente que está enferma y necesita transfusiones, son las drogas y fármacos de una u otra forma, los causantes. Prácticamente todos los heterosexuales con SIDA son consumidores a largo plazo de cocaína o heroína. Y las drogas de consumo oral, que incluye en algún grado a la cocaína, pero principalmente las que usan los homosexuales como afrodisíacos, o para facilitar las relaciones anales, los nitritos inhalados, y las drogas de síntesis que están utilizando.

¿Y el AZT?

Lo peor de todo es el AZT, 200.000 personas toman ahora AZT en este país cada seis horas. Simplemente, por tener supuestamente el virus; por dar positivo a sus anticuerpos. No necesitas explicaciones adicionales; esto mata la médula ósea directamente.

¿La cocaína y la heroína matan a tu sistema inmunitario?

Bien, los efectos a largo plazo no han sido bien estudiados. Lo que todo el mundo estudia son los efectos a corto plazo. Hay, sin embargo, numerosos estudios que muestran que ya a principios de siglo, un yonki asiduo tenía neumonía, pérdida de peso, demencia, diarrea, infecciones bucales, fiebres, endocarditis. Estas eran las enfermedades típicas de los yonkis. Si eres adicto a las drogas ni siquiera quieres comer, estás volando y no duermes. El insomnio y la malnutrición son las causas primarias de la deficiencia inmunológica en el mundo. Los adictos a las drogas han sido descritos siempre con las mismas enfermedades a las que ahora se llama SIDA. Incluso de vuelta desde las Guerras del Opio en China, la imagen clásica de un adicto al opio es un tipo demacrado chupando su pipa de opio. No come, no duerme, está colocado, pierde peso, y termina con neumonía o tuberculosis.

¿Cómo explicas los casos de sarcoma de Kaposi?, ¿de dónde vienen?

Este es un argumento clave para mi hipótesis de que el SIDA está causado por las drogas. Los nitritos son la droga clave utilizada por los homosexuales promiscuos. Nitritos de amilo; los nitritos y derivados son sustancias altamente carcinógenas. Por tanto ¿aumentan el riesgo de cáncer e indican dónde está el Kaposi? En la cara, el pulmón de la mano. Es exactamente dónde ellos ponen la sustancia. La ponen en la mano, la inhalan y ahí tienes el sarcoma de Kaposi. ........

               ----------------------------------------

 

Walter Gilbert es doctor en matemáticas por la Universidad de Cambridge, fue decano de Física teórica en ese centro docente y más tarde enseñó biología molecular en la Universidad de Harvard. En 1980, su contribución a la determinación de las secuencias de base de los ácidos nucleicos le valió el premio Nobel de Química de 1980, que compartió con su compatriota Paul Berg y el británico Frederick Sanger.

Gilbert y Sanger fueron premiados por su trabajo pionero en la determinación de la secuencia de nucleótidos de los ácidos nucleicos. Walter Gilbert también propuso por primera vez la hipótesis del mundo ARN para el origen de la vida. Es cofundador de la empresa de biotecnología Biogen y fue el primer presidente del consejo de dirección.

Walter Gilbert afirma lo siguiente:

·        '"Duesberg está absolutamente en lo cierto al decir que el SIDA no está provocado por el virus del SIDA. No hay modelo animal para el SIDA, y sin modelo animal, uno no puede establecer los postulados de Koch (para probar el papel de algo que se sospecha que es patógeno).

·        "La comunidad en su conjunto no escucha pacientemente a los críticos que adoptan puntos de vista alternativos. Aunque la gran lección de la historia es que el conocimiento se desarrolla a través del conflicto entre puntos de vista".

http://es.wikipedia.org/wiki/Walter_Gilbert

                                --------------------------------------------------

  De lectura muy científica pero jugosa es el artículo del Dr. Ryke Geerd Hamer S.I.D.A.: Cómo puede matar el diagnóstico de SIDA  El resto de artículos sobre la vida y obra de este Doctor están recopilados en la siguiente página.

http://www.free-news.org/index03.htm

 

  Fragmento del artículo del Dr. Hamer:

En 1987, cuando la campaña de pánico del S.I.D.A., perfectamente orquestada, se hallaba en pleno apogeo, yo escribía en el libro Fundamentos de una Nueva Medicina que el S.I.D.A. era la mayor estafa del siglo. Y lo hacía por varias razones... siendo la más importante de ellas el descubrimiento de la Ley de Hierro del Cáncer, es decir, la correlación sistemática entre enfermedad física y causa psico-cerebral. El principal argumento contra las teorías que afirman que el S.I.D.A. es una enfermedad autónoma se basa en el sistema ontogenético de los tumores y el sistema ontogenético de los microbios (hongos, bacterias o virus) que se deduce de ello.

Tal como han demostrado mis investigaciones empíricas, llevadas actualmente sobre más de once mil pacientes, es absolutamente inconcebible que un virus pernicioso, cuyo objetivo es, por así decir, la destrucción de las defensas del organismo, pueda actuar independientemente de los procesos psíquicos y cerebrales, casi «in vitro».

Los hechos científicos y pseudocientíficos relativos al S.I.D.A.

Para completar la exposición, necesitaría volver a extenderme a fondo sobre innumerables argumentos contra el S.I.D.A. formulados en los últimos buenos artículos de esta revista. Ante la falta de espacio tan solo relacionaré algunos que me parecen importantes, y uno que me parece extremadamente importante.

 

  1. Nadie ha observado jamás los síntomas obligados que serían de esperar tras una de las llamadas infecciones virales HIV, tales como los que se producen habitualmente en el sarampión o en la rubéola.
  2. En los pacientes con S.I.D.A. no se encuentra jamás el virus HIV.
  3. Los principales linfocitos implicados en el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida-S.I.D.A. serían los linfocitos T. Así pues, tan solo habría uno de cada 10.000 que hubiera fagocitado un fragmento del virus, un virus del que no se ha encontrado ningún fragmento completo en ningún paciente de S.I.D.A. ¿Quién busca pues el 10.000avo linfocito T? ¿Quién le identifica? Son el puro producto de una imaginación desenfrenada.
  4. Es muy extraño lo que el profesor Duesberg explicaba en el nº 39 de raum&zeit, a saber, que desde 1984 el virus HIV había sido reconocido por el Ministerio de Salud de los Estados Unidos como causante del S.I.D.A., y que la patente del S.I.D.A. había sido depositada y homologada antes incluso de que se hubiese publicado el primer estudio americano sobre el S.I.D.A. ¿Quién tenía tanta prisa, y quién se esconde tras ello? ¿Por qué la prensa en su totalidad se ha apuntado al carro sin el menor espíritu crítico?
  5. Partiendo de que no existen síntomas específicos del S.I.D.A., queda abierto el camino al diagnóstico médico arbitrario. Si un paciente no es seropositivo, pero presenta, por ejemplo, un cáncer, un reumatismo articular, un sarcoma, una neumonía, si tiene diarrea, sufre demencia, micosis, tuberculosis, fiebre, una erupción por herpes, toda clase de síntomas neurológicos o de deficiencias, todo va bien, no hay de qué preocuparse, ya que son enfermedades corrientes completamente normales, según las concepciones vigentes hasta el momento. Pero basta que esa misma persona sea seropositiva para que todos estos síntomas se conviertan de repente en el S.I.D.A. Cabría incluso decir que son metástasis de S.I.D.A., mensajeras de la muerte rápida y atroz del infortunado paciente con S.I.D.A. Por supuesto, los médicos a favor de la eutanasia les dan al condenado a muerte el beneficio de la jeringuilla eléctrica (ya que de cualquier manera no hay nada que hacer por él ya que el S.I.D.A. es mortal).
  6. Es igualmente muy extraño que el S.I.D.A., que se supone es una enfermedad viral, tenga un comportamiento totalmente diferente de todas las demás enfermedades virales. En efecto, siempre se ha admitido que éstas han quedado vencidas si el test de anticuerpos es positivo.
  7. Pero, el hecho más extraño de todos, que todos los investigadores han mencionado como de pasada aunque sin incitar a ninguno de ellos a sacar la menor consecuencia es que: ¡sólo se convierte en víctima del S.I.D.A. quien sabe que es seropositivo o cree serlo!

                          --------------------------------------------------

 En la siguiente entrevista el doctor Kremer habla de otras posibles causas de las enfermedades etiquetadas como $ida.

http://www.monarcasmexico.org/heinrich_kremer.htm

-¿Cuáles fueron sus inicios en la investigación del SIDA?

Todo empezó en Junio de 1983, antes de que nadie hablase del VIH, cuando el Ministerio de Salud alemán me informó de que la vacuna francesa contra la hepatitis B estaba infectada por el virus del SIDA y me exigió que, en su lugar, utilizara la norteamericana. En Septiembre de 1984 otra orden ministerial me emplazó a enviar a Berlín los sueros sanguíneos de los pacientes que habían recibido esta vacuna en 1982. Los sueros iban numerados. Mandamos en total 52 muestras y 18 fueron diagnosticadas como contaminadas. Lo que los del Ministerio no sabían es que 8 de esos sueros supuestamente infectados pertenecían a mis colaboradores y a mí mismo. Ante dicho resultado, me dirigí a Berlín para comprobar personalmente el mecanismo del test utilizado. El 15 de Septiembre de 1984 el doctor Gallo lo había enviado a Berlín y una semana después esos sueros fueron los primeros que se analizaron en la República Federal.

-¿Y qué conclusiones sacó de todo ello?

Primero, y lógicamente, que el test no era en absoluto fiable. Y esto ha sido continuamente así, a pesar de todas las modificaciones, reajustes, cambios de criterio, etc., que se han realizado para evitar las enormes diferencias en los resultados y esconder las contradicciones que aparecían entre un tipo de test y otro, entre una marca u otra del mismo test e, incluso, con el mismo test de la misma marca. En segundo lugar, observé que todos los pacientes que habían dado positivo procedían de las mismas ciudades: Berlín, Francfort, Bremen, Hannover y Hamburgo. Ahora, con más perspectiva, puedo señalar que de estas ciudades, precisamente las zonas donde hay más consumo de heroína y cocaína así como mayor número de enfermos de hepatitis, siguen proviniendo el 60 por ciento de todos los casos de seropositividad alemanes. Además, observé que el 70 por ciento de los afectados eran homosexuales y que había otro 20 por ciento de drogadictos.

-¿Qué papel tienen los medicamentos al uso en los orígenes del SIDA?

Decisivo, hasta el punto de que puede afirmarse que el SIDA es resultado de la quimioterapia farmacéutica. En particular, a principios de la década de los setenta, en Estados Unidos -y luego en Europa- se introduce un medicamento compuesto por dos sustancias, la sulfonamida y el trimetroprim, que se vende comercialmente como Bactrim en unos países y como Septrim en otros. Este fármaco tuvo éxito en un principio porque no se limitaba a detener las bacterias, sino que las destruía. En Occidente, el grupo de población que más frecuentemente tomaba ese medicamento eran los homosexuales debido a las frecuentes neumonías e infecciones que padecían en las vías urinarias.

Pero el Bactrim-Septrim también ataca a las mitocondrias celulares, que son antiguas bacterias que se fueron integrando simbióticamente en las células. Las mitocondrias son los pulmones de las células y, además, al final de la cadena respiratoria se forma el ATP, que es la molécula energética fundamental. Aproximadamente el 90 por ciento de la energía que necesita nuestro cuerpo la obtiene en forma de dicho ATP.

Las mitocondrias afectadas por el Septrim-Bactrim sufren mutaciones en su ADN, que no tiene los mecanismos de auto reparación de que sí dispone el ADN del núcleo. Estas mutaciones se transmiten directamente de la gestante al feto, pues el ADN mitocondrial no proviene, como el nuclear, de ambos padres por vía sexual, sino exclusivamente de la madre. De ahí estas nuevas enfermedades infantiles llamadas precisamente enfermedades mitocondriales. Pero la interferencia de dichos antibióticos en el funcionamiento de las mitocondrias tiene otra grave consecuencia: al trastocar los mecanismos de oxigenación, determinados microbios tienen ventajas comparativas para proliferar y entonces aparecen estas enfermedades oportunistas que la medicina oficial llama SIDA.

Y esto es decisivo para entender por qué se inventó el SIDA en 1981 en los Estados Unidos. En el marco del Movimiento de Liberación Gay de los años setenta  - y por prescripción de los médicos que los atendían -, una parte de los homosexuales estuvo tomando el Bactrim como preventivo durante años. Entonces empezaron a aparecer las graves consecuencias físicas (en cada célula hepática hay aproximadamente 2.000 mitocondrias) y mentales (en cada célula nerviosa hay una 1.000) de estar tomando, por primera vez en la historia de la medicina, constantemente sulfonamidas. Como los médicos que las prescribieron y los laboratorios que las fabricaban se temieron una avalancha de reclamaciones millonarias, desde altas instancias (por ejemplo, el entonces vicepresidente norteamericano George Bush está estrechamente ligado a las grandes empresas farmacéuticas) se puso en marcha la operación SIDA, que no por casualidad estuvo circunscrita inicialmente al colectivo gay. Los homosexuales que iban a morir a causa, en particular de la destrucción de sus mitocondrias por los antibióticos, tenían que ser presentados como víctimas de algo nuevo que, tampoco por casualidad, desde el inicio fue anunciado como necesariamente mortal, aunque no había prueba alguna de que lo fuese. Se acababa de inventar precipitadamente el SIDA y, posteriormente, se inventó una supuesta causa: el inexistente VIH.

Y en la actualidad este Bactrim-Septrim se combina con el AZT y otros nucleósidos análogos...

Desgraciadamente, así es. Y la combinación de ambos fármacos impide la formación del ADN, tanto genético como mitocondrial, lo que desconocen muchos médicos. Incluso las seropositivas embarazadas y algunos de los recién nacidos que los doctores suponen enfermos de SIDA reciben fuertes dosis de este cóctel farmacéutico. El Bactrim se utiliza en muchas ocasiones como profilaxis para las pulmonías, que son siempre neumonías bacteriales, y lo que entre adultos se presenta sólo dos veces al año, en los niños supuestamente afectados de SIDA - que casi siempre son hijos de madres drogadictas - resulta mucho más frecuente. Además, este tratamiento hace que las células de estos chiquillos se debiliten aún más, porque los pequeños generan sus células inmunitarias en los primeros 15 meses de vida. Al nacer, los bebés son protegidos por las células inmunitarias de la madre y, lamentablemente, vienen al mundo enfermos a causa de la drogadicción de aquélla. Lo inaudito es que se les dé AZT en esta fase tan vital de su existencia. Y luego hablan del SIDA pediátrico como de algo fulminante y mucho más letal que en el adulto...

 

ANÁLISIS DE LOS DIFERENTES TEST PARA DIAGNOSTICAR EL $IDA.

  Extractos de la conferencia que el doctor Roberto Giraldo dio en el Aula Máxima de la Universidad de Antioquia en el marco del II Congreso Nacional de Estudiantes de Bacteriología. Este doctor también ha publicado un libro con el título “Sida y agentes estresantes”

http://www.robertogiraldo.com/esp/articulos/LasPruebasParaDiagnosticar.html

Las pruebas usadas con mayor frecuencia para diagnosticar la "infección VIH" son la prueba de ELISA o "prueba rastreadora", el Western blot o "prueba confirmatoria" y el PCR o "carga viral". En EU las pruebas de ELISA y de Western blot, cuando se realizan juntas, constituyen lo que se conoce como "Prueba del SIDA". Estas dos pruebas supuestamente detectan anticuerpos anti VIH. La "carga viral" o prueba del PCR es una prueba genética por medio de la cual se hacen copias de fragmentos pequeños de ácidos nucleicos que, según se sostiene, pertenecen exclusivamente al VIH. Estas son las mismas pruebas que se usan para chequear el VIH en mujeres embarazadas, recién nacidos, niños, y en todas las demás personas. El problema con estas pruebas es que un resultado positivo en ellas no garantiza que la persona esté realmente infectada con el VIH.

En la actualidad un resultado positivo en la denominada "Prueba del SIDA" (ELISA y Western blot) es sinónimo de "infección VIH" y es interpretado como un riesgo para desarrollar el SIDA. Sin embargo, estas pruebas para anticuerpos contra el VIH no están estandarizadas ni son reproducibles. Ellas no indican "infección VIH", ni indican lo mismo en todas las personas. Son interpretadas en forma diferente por los laboratorios y países. En EU son interpretadas de manera distinta a Rusia, Canadá, Australia, Africa, Europa y Sur América. Esto indica, por ejemplo, que una persona que es positiva en Africa puede ser negativa al ser analizada en Australia, o que una persona que es negativa en Canadá se torna positiva al ser analizada en Africa. Otro problema es que una misma muestra de sangre puede dar 19 resultados diferentes en el Western blot, al ser analizada por 19 laboratorios diferentes.

En medicina clínica, el único método válido para establecer la sensibilidad y la especifidad de una prueba diagnóstica es la comparación de la prueba en cuestión con su standard de oro, el único standard de oro posible para las pruebas del VIH es el "virus de la inmunodeficiencia humana" mismo. Puesto que el VIH jamás ha sido aislado como una entidad viral independiente, libre y purificada, no es posible definir en forma correcta la sensibilidad y la especificidad de ninguna de las pruebas para el VIH. En la actualidad, la sensibilidad y la especificidad de estas pruebas para el VIH son definidas no por la comparación con el VIH mismo, sino por la comparación de la prueba en cuestión con las manifestaciones clínicas del SIDA o con los recuentos de las células T4. "En el momento presente no existe standard reconocido para establecer la presencia o ausencia de anticuerpos anti VIH-1 en la sangre humana. Por lo tanto la sensibilidad se establece con base en el diagnóstico clínico del SIDA y la especificidad con base en donadores de sangre al azar". Puesto que no existe standard de oro para establecer la especificidad de estas pruebas, todos los resultados positivos para el VIH deben ser considerados resultados falsos positivos

Hay un número creciente de publicaciones científicas que explican en detalle cómo las pruebas para el VIH no son específicas para el VIH. Hay muchas otras razones además de la infección pasada o reciente con el VIH para explicar el porqué un individuo reacciona positivamente en estas pruebas. En otras palabras estas pruebas pueden reaccionar como positivas en ausencia de la "infección VIH".

2.2. Algunas de las condiciones que causan falsos positivos en la denominada "prueba del SIDA", son: la infección pasada o reciente con una variedad de bacterias, parásitos, virus y hongos incluyendo la tuberculosis, malaria, leismaniasis, influenza, resfriado común, lepra y una historia de enfermedades de transmisión sexual, la presencia de anticuerpos poliespecíficos, las hipergamaglobulinemias, la presencia de auto anticuerpos contra una variedad de células y tejidos, las vacunaciones, y la administración de gamaglobulinas o inmunoglobulinas; la presencia de enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico, la esclerodermia, la dermatomiositis y la artritis reumatoidea, la existencia del embarazo y la multiparidad; una historia de inseminación rectal, la adición a las drogas recreacionales; varias enfermedades renales, la insuficiencia renal y la hemodiálisis, una historia de transplante de un órgano; la presencia de una variedad de tumores; muchas enfermedades hepáticas incluyendo a la enfermedad alcohólica hepática, la hemofilia, las transfusiones sanguíneas y la administración de factores de coagulación e inclusive la simple condición de envejecer.

De otro lado, aún si "la prueba del SIDA" fuera capaz de detectar anticuerpos anti VIH, no sería lógico decir que la presencia de estos anticuerpos indique infección activa. La presencia de anticuerpos contra cualquier virus simplemente indica respuesta inmune humoral contra ese virus y no necesariamente que el virus esté activo y mucho menos que éste sea patógeno. Uno puede tener anticuerpos contra muchos gérmenes sin que dichos gérmenes estén activos, patogénicamente activos, o simplemente que estén presentes. En la mayoría de los casos, los anticuerpos anti virales indican inmunidad. Esta es la base misma para la vacunación contra las enfermedades virales. Aún si las pruebas en cuestión fueran específicas para anticuerpos anti VIH, la pregunta sería entonces la siguiente: ¿Cómo es eso que en el caso del SIDA la presencia de anticuerpos indique enfermedad o riesgo para ella, en lugar de indicar protección contra dicha enfermedad?

                            -------------------------------------------------------

LA TEÓRICA EPIDEMIA DE SIDA EN AFRICA

En la asociación de medicinas complementarias hay un articulo titulado ¿Cómo se inventa la epidemia de sida en el tercer mundo?” del que voy a reproducir unos extractos con la expresa recomendación de que lo lean íntegramente.

http://www.amcmh.org/PagAMC/index.html

Pero, realmente ¿Hay una epidemia de sida en África?:

No, simplemente se están renombrando como sida las enfermedades de la pobreza, y se ocultan y manipulan datos epidemiológicos que cuestionan la hipótesis oficial.

¿Cómo es que el sida en África afecta al 50% de hombres, mientras que en occidente afecta a un 80-90% de hombres?:

Este dato oficial, por sí mismo, ya plantea dudas sobre la hipótesis de que el sida que se diagnostica en África y en Occidente sea la misma enfermedad.

Ninguna enfermedad infecciosa es misógina, ni racista; ninguna afecta al 50% de las mujeres en un continente, África, y sólo al 10% en otro, EEUU. (Datos de 1990 de CDC, citados en el nº 33-34).

La explicación de esta diferencia, epidemiológica y biológicamente impresentable, es muy sencilla. Se explica porque los criterios de definición, que son la clave para entender el sida, son distintos en el tercer mundo y en occidente.

Los criterios de diagnóstico del sida en occidente:

Cuando analizamos los criterios de definición del sida en occidente, surge inmediatamente una pregunta:

¿Cómo los criterios de definición de una enfermedad han sido modificados y ampliados oficialmente 4 veces?

Los criterios de diagnóstico del sida en occidente han sufrido oficialmente 4 redefiniciones en sólo once años.

La historia de estas redefiniciones prueba que se han ido añadiendo hasta 32 enfermedades antiguas, más una insólita no enfermedad, como es el recuento bajo de células T4.

Además, los casos de sida sin virus fueron redefinidos en 1993 como "linfocitopenia idiopática de los CD4". (Ver artículo de Duesberg en el nº 35).

El motivo es que la epidemia que se predijo en 1984 no se estaba cumpliendo (Robert Maver, "Sida en los EEUU, ¿Una epidemia creciente?", Revista de Medicinas Complementarias, nº 33-34) y había que crearla.

¿Cómo es posible que los criterios oficiales para diagnosticar el sida en el tercer mundo sean distintos de los criterios en occidente?

Ninguna enfermedad infecciosa tiene criterios diagnósticos distintos según una distribución Norte-Sur. Los criterios de diagnóstico del sida en el tercer mundo pueden considerarse como la sexta redefinición del sida.

Los criterios para diagnosticar sida en el tercer mundo admiten que no se incluya ningún test. Se basan sólo en datos de observación clínica. Estos criterios están recogidos como la "definición de Bangui"; son respaldados por la OMS y están publicados en una de sus revistas.

Juzgad esta definición vosotros mismos:

Definición de caso clínico Bangui .WHO (OMS) Weekly Epidemiological Record nº 10, 7 marzo 1986, página 71.

Criterios de diagnóstico de sida sin tests:

a: 2 signos mayores + 1 signo menor, 2 para los niños.

b: 1 signo patognomónico .

 

Signos mayores

Signos menores

Adultos Niños

Adultos Niños

 pérdida de peso, 10%       crecimiento anormal

 tos persistente, 1 mes

 diarrea 1 mes

 dermatitis pruriginosa generalizada

          fiebre 1 mes

 herpes zóster recurrente       candidiasis orofaríngea                herpes simplex crónico

 

 ganglios, linfoadenopatías generalizadas, infecciones repetidas, otitis, faringitis, infección materna LAV/HTLV-III

 

Signos patognomónicos (Suficientes para diagnosticar el sida).

Sarcoma de Kaposi generalizado; Meningitis criptocócica.

En la práctica, esto quiere decir que las estadísticas están construidas sin tests en la mayoría de los casos, lo que está probado.

¿Cómo se te diagnosticará de sida en África si eres negro? Veamos algunos ejemplos:

- Si tienes diarrea, adelgazamiento y tos se te clasifica como enfermo de sida sin test.

- Si tienes diarrea, fiebre y tos, también tienes sida por definición.

- Si tienes adelgazamiento, fiebre y tos, eres un enfermo de sida. Etc.

Todo vale para hinchar la supuesta epidemia.

Diagnosticar sida según estos síntomas clínicos es algo impresentable científicamente.

                                        -----------------------------------------------

UNA CARTA DEL PRESIDENTE DE SUDÁFRICA DIRIGIDA A LOS OTROS MANDATARIOS  DEL MUNDO.

En la revista Discovery Salud hay un articulo titulado “¿Comienza por fin el debate sobre el sida?” donde hay una cronología de los acontecimientos ocurridos en Africa respecto al tema del Sida. A continuación reproduzco unos extractos de una carta que Thabo Mbeki presidente de Sudáfrica escribe a los principales mandatarios del mundo.

http://www.dsalud.com/numero18_2.htm

Me preocupan profundamente algunos aspectos de esta campaña orquestada. Se sugiere, por ejemplo, que hay algunos científicos que "son peligrosos y están desacreditados", y con los que nadie, incluido nosotros, debería comunicarse o interactuar. ¡En épocas anteriores de la historia humana, serían herejes a los que habría que quemar en la hoguera!

No hace mucho, en nuestro propio país, las personas eran asesinadas, torturadas y encarceladas, y prohibida su mención tanto en privado como en público, porque la autoridad establecida creía que sus puntos de vista eran peligrosos y estaban desacreditados. Ahora se nos pide que hagamos exactamente lo mismo que hizo la tiranía racista del apartheid porque existe una visión científica que es apoyada por la mayoría, y contra la que está prohibido disentir. Sin embargo, ¡entre los científicos a los que se supone que hemos de poner en cuarentena científica incluyen premios Nobel, miembros de la Academia de Ciencias, y Profesores Eméritos de varias disciplinas de medicina!

Puede no estar lejos el día en que de nuevo veamos quemar libros e inmolar en el fuego a sus autores por aquellos que creen que tienen el deber de efectuar una cruzada sagrada contra los infieles.

                                       --------------------------------------------

 

EL TRATAMIENTO CON AZT Y SUS EFECTOS SECUNDARIOS.

  La asociación MONARCAS de Méjico pretende informar a las personas que han sido etiquetadas como seropositivas, sobre las diversas alternativas de tratamiento que tanto en el extranjero, como dentro del país se encuentren disponibles para que libremente los pacientes tomen una decisión sobre el tipo de tratamiento que desean seguir ya que cuentan con información que confirma que si se aplican tratamientos des-estresantes, desintoxicantes y a base de una intensa nutrición los pacientes responden positivamente.

  En la siguiente dirección analizan el AZT, su creación y sus efectos secundarios. Reproduzco unos párrafos.

http://www.monarcasmexico.org/azt-retrovir.htm

El AZT no fue creado  para el tratamiento del sida y no es un antiviral. El AZT es un compuesto químico que se invento en 1964 como una QUIMIOTERAPIA PARA EL CANCER. Antes de la aparición del sida, el AZT nunca había sido administrado en humanos, solamente en ratones pero debido a su alta toxicidad se abandono la idea de aplicarse en seres humanos.

La quimioterapia funciona matando todas las células en vías de desarrollo en el organismo. Muchos pacientes de cáncer no sobreviven a la quimioterapia debido a sus efectos tan destructivos en el sistema inmunitario y en los intestinos. Debido al daño que ocasiona, la quimioterapia nunca se usa como prevención del cáncer y solamente se administra por periodos de tiempo muy limitados.

El cáncer es una enfermedad, en donde las células crecen constantemente, el  AZT fue diseñado para prevenir la formación de nuevas células, al bloquear el desarrollo de las cadenas de ADN. En 1964, los experimentos con AZT en los ratones con cáncer, mostraron que el AZT era tan eficaz para destruir células saludables en desarrollo, que los ratones murieron de toxicidad extrema. Como resultado se cerró el asunto y no se suministro a nadie. Veinte años después la Compañía farmacéutica Burroughs Wellcome (ahora Glaxo-Smith Wellcome) empezó una campaña para sacar al mercado el AZT como un medicamento para el sida basándose en la idea de que el AZT bloquearía la formación de las cadenas de ADN del VIH. Glaxo-Wellcome consiguió la aprobación de la FDA (Food and drugs administration) para el AZT como un tratamiento contra el sida, después de un estudio muy deficiente de solo cuatro meses de duración.

Obsérvese que un producto diseñado para matar células que se multiplican por el cáncer es utilizado para una enfermedad que lo que hace es destruir las células, exactamente lo contrario de lo que sería lo indicado.

                                                 ------------------------------------------

 A continuación un extracto de la página donde Alexander Russell ofrece una recompensa de 100.000 dólares a quien aporte las fotos que demuestren la existencia del VIH:

  Es necesario acordarse de un punto esencial: nunca, absolutamente nunca, se ha podido aislar la menor partícula de VIH infecciosos en el esperma. Decir que las relaciones sexuales por vía anal pueden transmitir el VIH es una afirmación que no se basa en ninguna base científica y constituye un absurdo revelador de homofobia. El SIDA no es una enfermedad de transmisión sexual.

  Los mismos que habían enunciado las normas que deben seguirse imperativamente para demostrar la existencia de un retrovirus, violan alegremente estas normas cuando se trata del VIH. Nadie ha obtenido partículas de VIH puras y no portadoras de contaminantes. Nadie fue capaz de obtener una secuencia completa de ARN (o de su transcripción en ADN) del VIH.

  Los factores de estrés inmunológicos que comporta la vida de homosexuales muy activos (uso de drogas recreativas, antibióticos, otros medicamentos, vacunas contra la gripe, enfermedades de transmisión sexual no tratadas, alcoholismo, etc.) pueden tener como efecto que un gran número de ellos den positivo a los tests del VIH. Todos los kits de esos tests llevan prospectos en los que los fabricantes afirman que no deben ni pueden utilizarse para diagnosticar “infección por VIH”.

  Estoy tan convencido de que no existe ninguna fotografía obtenida por microscopio electrónico (respetando estrictamente la metodología de Étienne de Harven) que pruebe la existencia del VIH, que ofrezco la suma de 100.000 dólares a la primera persona que presente tal fotografía, quedando entendido que ésta deberá haber sido obtenida en condiciones rigurosas. Que no se me hable de "marcadores de la actividad viral" que, en el mejor de los casos, puede indicar lo que se desee. 

http://www.plural-21.org/sida/recompensa.html

  Reproduzco un fragmento de una carta al presidente del gobierno y demás responsables de la política sanitaria española.

  Estimados señores:

  Es mi deseo dirigirme a ustedes para denunciar una situación que se viene dando a lo largo de muchos años directamente relacionada con esa “plaga” que llaman sida.

  Soy ciudadana española, tengo 43 años y se me considera seropositiva desde hace 23 años. Me diagnosticaron a raíz de un control rutinario por lo que nunca he estado enferma, ni siquiera en el momento del diagnóstico. Este fue el motivo inicial por el que tomé la decisión de no medicarme, aún cuando ya desde el primer momento los médicos me condenaron a muerte, en mi caso, tanto si me medicaba como si no. Pero han pasado más de 20 años y continúo en perfecto estado de salud, nunca he estado enferma y nunca he tomado ningún tipo de medicación oficial para el sida. Lamentablemente este hecho no ha impedido que en numerosas ocasiones se me condenase a muerte por mi insistencia a no querer envenenarme con los fármacos que el gobierno español viene promoviendo desde el principio de esta “supuesta plaga”, motivo por el cual hace ya mucho opté por prescindir del sistema sanitario oficial.

  Mi decisión personal y las positivas consecuencias que se fueron derivando de ella a lo largo del tiempo, me impulsaron finalmente a buscar información que justificase que sólo yo y no el resto de personas diagnosticadas del mundo, hubiese sido elegida “por designio divino” para ir sobreviviendo a lo largo de todos estos años. Fue así como empecé a descubrir que no solamente no era la única superviviente sana y sin medicación, sino que existían miles de personas que como yo habían sobrevivido por puro instinto en muchos casos, en otros apoyadas por médicos que han demostrado sabiduría en sus decisiones y por supuesto, en todos los casos a base de mantenerse al margen de la medicina oficial.

  Cuál fue mi sorpresa descubrir además, que numerosos científicos internacionalmente reconocidos, incluidos premios Nóbel, llevaban ya años luchando para que se retomasen las investigaciones iniciales que parecían haberse saltado todos los protocolos de la ciencia y las más mínimas normas de respeto profesional hacia el resto de la comunidad científica.

  En la siguiente dirección se puede leer la carta entera:

http://www.free-news.org/index_Novedades.htm

 

En esta Web se han inscrito más de 2.000 profesionales de todo el mundo para demostrar su disconformidad con las teorías oficiales del VIH=SIDA. En la lista se hallan inscritos varios premios Nobel y otros tantos nominados.

http://www.rethinkingaids.com/quotes/rethinkers.htm

  Y por último, en la dirección al final del párrafo se puede ver gratuitamente un vídeo documental de Gary Null titulado “Deconstructing the myth of AIDS” con una duración de más de dos horas, aunque desgraciadamente sólo está disponible en ingles. Este vídeo gano el premio de audiencia al mejor documental en el festival internacional de cine independiente tanto en Nueva York como en Los Angeles.

http://video.google.co.uk/videoplay?docid=3983706668483511310&q=deconstructing+the+myth+of+aids

  Como es natural, no recomiendo ningún tratamiento para todos aquellos que hayan dado positivo a las pruebas del $ida, como tampoco daría tratamiento a aquellos cuya edad coincida con las dos últimas cifras del gordo de navidad. Las dos circunstancias son producto del azar sin ninguna implicación sobre la salud.

  En otro caso aparte se encuentran las personas que, además de haber dado positivo en las pruebas del $ida, o que su edad coincida con el número del gordo, están aquejados de alguna enfermedad real. En este caso se tratará la susodicha enfermedad, pero desligándola completamente de fantasías científicas oníricas o de supersticiones de ludópata recalcitrante.

Permalink :: 32 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)