El Blog

hit counter

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     
   

Sindicación

Páginas interesantes

Alojado en
ZoomBlog

Bioespinología

Por Damián Martín y Enrique Borredá - 24 de Octubre, 2007, 19:06, Categoría: General

Los profesionales que trabajamos por y para la Bioespinología, siempre la hemos considerado como un concepto con entidad propia. Es por ello que una revisión constante de los principios que componen dicho concepto, consolidan la definición que actualmente la describe así: la Bioespinología dentro de su propio marco filosófico, se apoya en una base científica desde la que se aplica el arte manual, cuya técnica ayuda a corregir oclusiones vertebrales para beneficio de todo el organismo.
A partir de aquí, trataremos de resumir de la manera más sencilla posible, el contenido de esta definición. El propósito de la Bioespinología es que la persona manifieste plenamente sus cualidades innatas. Para ello, una columna vertebral en buenas condiciones es fundamental. Cuando hablamos de ésta, debemos pensar que nos referimos al eje sustentador de todo nuestro organismo.
Hace tiempo que sabemos que el cuerpo y la mente están íntimamente relacionados. El soporte físico que los une; el vínculo entre la experiencia física y la experiencia mental, es sencillamente nuestro sistema nervioso, es decir, un complejo entramado de neuronas de unos 6000 Km. en total, que partiendo del encéfalo, se distribuyen por la columna vertebral hacia todo el organismo, recogiendo las experiencias sensitivas de percepción y transmitiendo las órdenes cerebrales de acción.


El encéfalo es un órgano muy sofisticado que recibe una gran cantidad de información, según la cual, toma decisiones que convierte en órdenes para mantener vivo el organismo y para realizar actividades superiores como razonar, hablar, inferir, calcular... Un sistema de comunicaciones admirable en todos los sentidos, extremadamente rápido y eficaz en el que la médula espinal alojada en la columna preserva la transmisión nerviosa entre el encéfalo y el organismo y también la comunicación de la persona con su entorno. Éste es el proceso que llamamos vida. De este proceso se ocupa la Bioespinología.
A la columna vertebral, como protagonista de esta historia, podríamos describirla como un elemento dinámico de función primordial en nuestro organismo, compuesto por vértebras articuladas entre sí, que se ocupa entre otras cosas de proteger un elemento tan preciado para una buena calidad de vida como es la médula espinal. Cada vértebra está estructurada de forma que posee un orificio central que en conjunto forma un canal por donde se desliza la médula espinal que se distribuye en pequeñas ramificaciones hacia los distintos niveles del cuerpo, a través de unos orificios (de conjunción) formados entre vértebras lateralmente.
Hasta aquí, todo bien. Pero a veces podemos encontrarnos con lo que los bioespinólogos llamamos oclusión vertebral.

¿QUÉ ES UNA OCLUSIÓN VERTEBRAL?
Se trata de la distorsión de la movilidad normal de alguna de las 24 vértebras móviles de la columna, de tal manera que queda bloqueada dentro de su rango de movimiento favoreciendo la alteración de su función protectora, pudiendo de este modo ocasionar alteraciones en tránsito normal de información transmitida a través de las neuronas. El resultado es una limitación funcional del organismo como consecuencia de la dificultad de comunicación del encéfalo con el resto del cuerpo.
Puede producirse entonces una pérdida de homeostasis (equilibrio bioquímico del organismo), caracterizado por la falta de armonía entre los componentes del cuerpo (órganos, glándulas...)

¿PORQUÉ APARECEN LAS OCLUSIONES?
La diversidad de factores que confluyen para determinar la aparición de la oclusión vertebral pueden dividirse en tres grandes bloques:
* Causas mecánicas: Caídas, traumatismos, posturas, anomalías congénitas, acarreamiento de peso...
* Causas químicas: Polución, tabaquismo, fármacos, alcohol, nutrición inadecuada, aditivos...
* Causas psíquicas: Estrés, fobias, depresiones, actitud mental negativa, baja autoestima, shock emocional.
Como en otros procesos degenerativos del cuerpo, la oclusión vertebral no tiene por qué ocasionar dolor. Por eso puede afectar al funcionamiento del organismo sin que lo relacionemos conscientemente con el trastorno que origina.


¿QUIÉN NECESITA BIOESPINOLOGÍA?
Desafortunadamente todos somos candidatos a padecer oclusiones vertebrales. Se puede afirmar que éstas comienzan a aparecer ya en una temprana edad. Estudios estadísticos procedentes de Estados Unidos, informan de la presencia de oclusiones vertebrales en el 90 % de niños menores de un año. Además, otras informaciones estadísticas de nuestro país, sitúan a los problemas de espalda y sus consecuencias, en los primeros lugares de los padecimientos físicos de la población. Por ello, Bioespinología no es una disciplina restringida únicamente a personas con problemas.
Sabiendo que nuestra forma de vida no es la más adecuada para favorecer la armonía física y mental: prisas, estrés, polución,  malos hábitos... y sabiendo que todo esto repercute  estructuralmente en nuestra columna vertebral, parece obvio que todos podemos obtener beneficio cuidándola y eliminando las oclusiones que afectan su correcta función mediante las técnicas de Bioespinología. 

¿CÓMO FUNCIONA BIOESPINOLOGÍA?
El bioespinólogo es un profesional preparado para localizar manualmente las oclusiones que existen en la columna vertebral. Una vez localizadas, el siguiente paso es aplicar una técnica específica de ajuste vertebral sobre las vértebras afectadas para que recuperen su posición y movimiento normales.
La forma de hacerlo varía según la zona de la columna y las características personales del receptor.
La técnica de Bioespinlogía es extremadamente eficaz y precisa, y permite ajustar con un mínimo de intervención, incluso en zonas especialmente delicadas. Bien aplicada, no tiene por qué ser dolorosa, y por supuesto, no se limita en intención a producir un sonido articular (crac), sino que busca y consigue el movimiento real.
Puesto que la presencia de oclusiones en la columna vertebral puede determinar una disminución en la expresión del  potencial de la persona, el objetivo del bioespinólogo, es ayudar a que el cuerpo las corrija mediante la aplicación de la técnica.

MANTENIMIENTO, NO TRATAMIENTO:
Habitualmente, los músculos espinales mueven las vértebras según las necesidades del cuerpo, manteniéndolas en sus rangos adecuados de movilidad. Cuando se produce una oclusión vertebral, estos músculos se encuentran incapacitados para llevar a cabo esa tarea. Un bioespinólogo sabe como el cuerpo trata de mover las vértebras para recuperar su capacidad articular normal y entonces, si es necesario, ayuda mediante el ajuste a que los músculos puedan completar este trabajo. Corregir una oclusión, por lo tanto, no es otra cosa que ayudar a la musculatura encargada del movimiento vertebral, a que recupere su capacidad habitual. El bioespinólogo no pretende con su trabajo superar o desestimar la propia inteligencia del cuerpo. Desde el máximo respeto a como éste está organizado y diseñado, pretende ayudar a resolver las consecuencias de las situaciones de la vida cotidiana que pueden afectar negativamente a la estructura vertebral y con ello a la médula espinal y a la vital función que ésta debe realizar en el organismo. 
Aunque existen otras diferencias, podríamos afirmar que ésta es la que más claramente distingue a la Bioespinología de otras técnicas denominadas "manipulativas".
La confluencia necesaria de conocimientos anátomo - fisiológicos y de una depurada técnica manual de ajuste vertebral (full spine), es la herramienta principal para el ejercicio de la Bioespinología, por ello, pensamos que el trabajo sobre la columna vertebral, exige una elevada responsabilidad y una preparación adecuada que desde Bioespinología, conseguimos con una formación basada en un programa de estudios eficaz y coherente que viene aplicándose desde 1989 y que ha demostrado ser capaz de formar profesionales que aún partiendo de cero, han logrado la preparación necesaria para hacer frente con soltura a las demandas de cada usuario.
En la concepción que Bioespinología tiene del ser humano no cabe hablar de curación o recuperación como variables fácilmente controlables por el profesional o terapeuta. Un bioespinólogo tiene claro que éstas son metas que el propio cuerpo puede conseguir si se le facilita el medio adecuado. No es objetivo por tanto del profesional en Bioespinología, realizar un diagnóstico o prescribir un tratamiento sobre la base de una serie de síntomas o signos determinados. Nuestro trabajo se contempla como un mantenimiento. Efectivamente, la Bioespinología alienta la revisión del estado estructural de la columna vertebral con cierta frecuencia como medio de contribución al bienestar general y al desarrollo de los potenciales de la persona.
La Bioespinología no es, por lo tanto, un sistema terapéutico. Consideramos deseable un buen ajuste de la columna vertebral, sencillamente porque contribuye a mantener el organismo al máximo de sus posibilidades optimizando el uso de los recursos personales, teniendo en cuenta por supuesto, las limitaciones de cada persona. En definitiva, estamos hablando de calidad de vida, pues a partir del ajuste vertebral, se pueden obtener beneficios tales como:
Cambios positivos en la movilidad articular.
Descongestión de zonas musculares.
Alivio de tensiones ligamentosas.
Posible mejora funcional a nivel circulatorio en algunas áreas (sobre todo el riego sanguíneo cerebral relacionado con las arterias cervicales).
Pero por encima de todo, una clara adecuación de la información vital que transita por el sistema nervioso.

A MODO DE CONCLUSIÓN:
Parece una realidad que el ser humano busca para su vida, felicidad y bienestar; en definitiva armonía.
La armonía no tiene una fórmula magistral determinada. Puede derivarse de factores tan complejos como la autopercepción, el equilibrio interno, la interrelación de uno mismo con el entorno...
Para que los procesos biológicos del organismo se desarrollen de manera equilibrada, las glándulas u órganos que los producen y regulan, deben estar a su vez en equilibrio y deben ser controlados y coordinados de manera eficaz por el encéfalo.
Un buen ajuste vertebral en Bioespinología, contribuye en gran medida a que estos procesos se lleven a cabo de la mejor manera posible.
 

http://www.bioespinologia.com/

Permalink :: 19 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)